14 sep. 2007

Soltería-


Las cosas cambiaron desde que te fuiste. La heladera dejó de estar llena y el cajón de la ropa está más desordenado. La cama la hago bastante poco… Dormir entre las sabanas arrugadas no es tan malo como parece.
Cuando me levanto, alrededor de las 8 de la mañana, debo hacer mi desayuno. Labor que vos tenías, no se si recordas. Dos tostadas apenas untadas con queso blanco y un café con leche. Hoy, las tostadas se me queman y hace 10 días que se acabó el queso… los 10 días que estuve solo.
Con el tema de la ducha salí ganando. Creo que gasto litros menos de agua bañándome solo que cuando lo hacíamos juntos. Claro… consideremos también debíamos bañarnos dos veces, prácticamente.
No descuento tampoco el beneficio que tengo con el baño. Siempre que quiero usarlo está disponible. Nadie tarda media hora peinándose, maquillándose, o simplemente untándose durante quien sabe cuanto tiempo miles de cremas para miles de cosas diferentes que hasta, creo, se combaten entre sí.
Cuando llego de trabajar, veo los resúmenes de los partidos del domingo, incluso hasta el miércoles. A la noche veo películas de acción y hasta los domingos puedo ver las carreras con el volumen alto.
Puedo quedarme jugando al Winning hasta las 4 de la mañana sin ningún tipo de culpa y puedo alquilar películas en las que no hay sentimentalismos ni dramas eternos. Los balazos son la banda de sonido de mi soledad.
Cuando dejo algo afuera de la heladera, nadie me grita ni me reta. A veces lamento eso, lo admito, porque las gaseosas calientes son tibios venenos para mi arrogancia.
Puedo leer horas y horas, sin nadie que me desconcentre ni quiera concentrar mi atención hacia sí. Puedo acomodar y reacomodar mis dvd y mis libros cuantas veces quiera, y en los lugares que vos no los querías.
Se podría decir que desde que te fuiste estoy viviendo la vida que soñé cuando tenía 15 años. Y por unos días estuvo bien. Pero hoy, esta noche, tal vez extrañe tus quejas por la ropa en el suelo, o la suciedad de la bañadera. Tal vez extrañe ver desperate houswives o algún reality de esos que te gustaban tanto donde los gays le dicen como comer a un cavernícola, o ese de las niñeras vs. Los bebés satánicos.
Se podría decir que esta noche voy a estirarme en la cama como los días, desde que no estás. Pero esta noche, cada vez que toque tu lugar, vacío y frío, Voy a sentir que algo falta en este mecanismo de perfección al que denomino vida. Voy a sentir que me faltás. Voy a sentir que, en realidad, te extraño.

3 comentarios:

Dana dijo...

"Los balazos son la banda de sonido de mi soledad", excelente frase. Muy buen cuento pero me hizo pensar como serían mis días si en algún momento (espero que no pase) recupero mi soltería y, la verdad, es que en mi cabeza se engañaría con "beneficios" pero creo que en menos de 10 días ya comenzaría a extrañar...

Queremos más cuentos!!! sisi, yo y charly!!!

Te amo lindo*

Anónimo dijo...

COMPARTO LA OPINION DE DANA. SUS ADMIRADORES QUEREMOS MAS CUENTOS!!!
Y, TENIENDO EN CUENTA QUE ACABO DE LLEGAR DE ANALISIS, ME QUEDO CON LA PRIMERA Y ULTIMA FRASE DE ESTE CUENTO: LAS COSAS CAMBIARON DESDE QUE TE FUISTES...VOY A SENTIR QUE EN REALIDAD TE EXTRA�O..
Y MI PREGUNTA ES:(LA DEL MILL�N) POR QUE UNO TIENE QUE PERDER ALGO PARA DARSE CUENTA DE LA IMPORTANCIA DE ESE "ALGO"?.
UY, CREO QUE DEBO VOLVER A VER A MI PSICOANALISTA YAAAAAAAA!!!!!!!
AHORA, HABLANDO SERIAMENTE, SIGA ESCRIBIENDO, ES UN PLACER LEERLO.
M.M

fio dijo...

yo me quedo con "las gaseosas calientes son tibios venenos para mi arrogancia", es genial
muy buen cuento, digno de un locke!