18 ene. 2008

Esperando al 4

- ¿Por qué este tipo siempre llega tarde?

- Es un colgado, vos sabés. Desde que lo dejó la novia, esta hecho un pelotudo.

- ¿Tanto che?, igual, pensaba que era pelotudo de antes.

- No, antes era un pibe re piola, no sabés… además, un defensor como ninguno.

- ¿Si?, tan chiquito que parece….

- Si, chiquito, pero metete en el medio y vas a ver como te quedas sin patas…

- Si, ahora que me acuerdo, es macetón.

- Ah, mira como le miraste las piernas, putilín…

- ¡Dale, pelotudo!, sabés de lo que te hablo.

- Si, que te cabe por popa, ¿no?

- Ma si, pensa lo que quieras… Che, ¿no sería mejor que vayamos yendo?, este forro no va a llegar.

- Esperemoslo un rato más, 15 minutos, y vamos.

- ¿Por qué no lo llamas al celular?

- No tengo crédito.

- Tomá el mío.

- Es que él no tiene celular.

- ¿Por qué no me dijiste eso antes de decirme lo del crédito?

- Porque vos me preguntaste por qué no lo llamaba, y no lo llamo porque no tengo crédito.

- ¿Y si tuvieras crédito, lo llamabas a su celular imaginario de las mil fantasías?

- No, la llamaba a la novia.

- ¿Pero sos boludo?, ¿No me decís que cortaron?

- Uy, cierto… mirá que cagada que me iba a mandar. Que suerte que no tengo crédito.

- Bien, capo.

- Hablando de capo, ¿Qué es de la vida del Turco?

- Ahí, dando la vida por la Jihad.

- Dale boludo, ¿Qué onda con el Turco?

- Hace un tiempo que no lo veo, está laburando a full.

- No, ¿en serio?, ¿El Turco, laburando?

- Creo que vende merca.

- Ah, bueno… ¿Y eso para vos es un laburo?

- Se vive arriesgando el orto, está open las 24 horas, gana guita. Para mí, es laburo.

- En eso tenés razón.

- ¿Che, no viene ahí el pelotudazo?

- No boludo, eso es una mina.

- ¿Posta?, zarpada espalda la guacha.

- Debe jugar al Hockey.

- Igual, le doy.

- Boludo, te recaga a trompadas… Después el puto es uno.

- Vos le viste las gambas a tu amigo, no hay nada mas puto que eso…

- Si, que te guste una mina con el cuerpo de Viloni.

- ¿Viloni?

- Vicente Viloni, el de 100% Lucha.

- Ah, sos bien pelotudo… ¿Cómo sabés eso?

- Tengo a mi hermanito chico che…

- ¿El de 17 años?

- Pse.

-

- Cambiando de tema... ¿Sabés adonde vamos a ir?

- A la casa de Germán, supongo.

- Uhhh, ahí hay olor a faso todo el día.

- ¿Te molesta?

- Nah, pero que se yo, podíamos armarnos un partidito.

- Pero somos pocos…

- Yo decía al Winning.

- Ahhh, ¿Vamos a tu casa?

- Por mi… si no les jode mi hermano…

- Mientras no me venga a hacer una de Biondini…

- Viloni pelotudo, Viloni.

- Perdón, te ofendí al chongo.

- Che, bancame que voy al baño, me cago de risa y vuelvo, ¿si?

- Dale.

- ¿Sarcasmo?

- Con dos de azúcar, gracias.

- Che, vos estás cada día mas boludo…

- Gracias a mis amigos, que me hacen lo que soy.

- Ahí viene el guanaco este, ahora si.

- Bueno, ¿vamos a tu casa entonces?

- Dale, llamalo a Germán.

- No tengo credito.

- Toma el mío.

- Pero Germán no tiene Celular.

- Ufff.

1 comentario:

Dana dijo...

jajajaja, esta muy bueno! Sin dudas, entre amigos, estas conversaciones son bastantes habituales. Generalmente, y no se porque, en los momentos de espera suelen magnificarse. Me encanto, me rei mucho!

Te amo mucho!

Dc